Un ransomware es un programa malicioso que bloquea el escritorio del usuario y le exige el pago de una suma de dinero (rescate) para desbloquearlo. Existen dos tipos principales de infecciones por ransomware. El primer tipo usa indebidamente los nombres de autoridades (por ejemplo, FBI) y alega acusaciones falsas de varios delitos (por ejemplo, descarga de programas piratas, ver pornografía ilegal, etc.) para engañar a los usuarios y que terminen pagando la falsa multa por haber presuntamente infringido la ley.